Cayó la cruz en parroquia “Del Valle”: “Es como que una mano la hubiera bajado”, explicó el cura Toller

Néstor Toller es el cura párroco de la parroquia “Nuestra Señora del Valle”, donde la cruz cayó en medio de un temporal que azotó a Concordia entrada la tarde de este martes. “Para la comunidad fue una conmoción, una mezcla de emociones muy fuerte”, afirmó a la emisora de El Entre Ríos en Concordia y destacó que no hubo que lamentar daños a la integridad de ninguna persona.

“Mi cruz no daña, increíble”

“Hace un tiempo fue buena noticia restaurarla e iluminarla. La vuelva a mirar y es como que una mano la hubiera bajado”, describió el sacerdote y dijo que alguien le recordó aquello de que “mi cruz no daña, que increíble. Podría haber caído para el templo, para el lado de la avenida, pero quedó a un metro del templo y a medio metro de las rejas. Sólo se depositó sobre un árbol que la está sosteniendo”, contó.

Explicó que, inmediatamente después, se comunicaron con él para decirle que pase la tormenta y van a repararla. Mientras tanto, contó que antes de levantarla “hay que recuperar algunas cosas y se dañó la parte eléctrica con varillitas que tienen led. Estamos esperando que pase un poco el temporal”, admitió.

Y agregó una reflexión al respecto: “Dejame que primero quiero escuchar el mensaje: qué nos estará diciendo. Los signos, la realidad habla de algo mucho más profundo. Un accidente te enseña tanto para la vida. Lo vamos a recuperar, restaurar y también la cruz no está diciendo algo”, aseguró a “Despertá con Nosotros”

“Anoche fui a un velorio en el barrio y me decían: una morera nos arrancó de raíz. Digo, qué es lo que cayó. Fue la cruz y podría haber caído sobre el templo. Lo vamos a ir rezando en comunidad, son cosas significativas”, aseguró.

Explicó que, “si mirás la manera de cómo cortó los tornillos, enormes, que rompió la chapa de 5 milímetros de espesor, lo hizo como una fuerza superior. La base no la afectó en nada”, aclaró reiterando la importancia de que no afectó a la salud de ninguna persona.

Recordó que, tiempo atrás, “propuse dos lingas aunque perdemos la parte estética pero también es necesario en la parte de la seguridad. Los vientos, me parece por lo que se siente, son muchos más fuertes también por los fenómenos del cambio climático”, sostuvo.