Comenzarán a vacunar contra el coronavirus a adolescentes de entre 12 y 17 años en Argentina

rgentina comenzará a vacunar contra el coronavirus a adolescentes con factores de riesgo de entre 12 y 17 años tras la aprobación de este viernes por el ente regulador europeo del inmunizante del laboratorio estadounidense Moderna para esa franja etaria, informaron fuentes oficiales.

“La Agencia Europea de Medicina (EMA) aprobó hoy la vacuna del laboratorio Moderna para menores entre 17 y 12 años. Dicha autorización posibilita el comienzo en Argentina de la vacunación para jóvenes, adolescentes y niño/as con factores de riesgo“, indicaron las fuentes.

En ese sentido, destacaron la “decisión estratégica del Gobierno nacional de tener en el centro logístico de Andreani durante siete días las 3.500.000 de vacunas Moderna donadas por los Estados Unidos fue acertada”.

El Consejo Federal de Salud (Cofesa) se reunirá el próximo martes para definir los grupos y la estrategia de implementación, tras lo cual se formalizará el inicio de la vacunación para la franja etaria de 12 a 17 años en todo el país.

Así, se comenzará a vacunar adolescentes con comorbilidades, una población estimada en 900.000 personas.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, había adelantado en relación al uso de las dosis de Moderna que “una vez que lo aprueba la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos) y la EMA, como son entidades regulatorias de alta vigilancia, Argentina siente que puede dar la autorización para el uso de emergencia y en esta situación particular, con la autorización el país de origen, es suficiente”.

La vacuna de Moderna, desarrollada con tecnología de ARN mensajero, se administra en dos dosis y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede conservarse a una temperatura de entre 2 °C y 8 °C durante 30 días.

Además, demostró una eficacia del 94,1% contra la Covid-19 sintomática, presentó buenos resultados en población adolescente y generó títulos neutralizantes contra las nuevas variantes del virus en las personas inmunizadas, según ensayos clínicos.

Fuente: Telam