EN CONCEPCIÓN DEL URUGUAY Hubo una suba pero persiste la escasez de combustible

Se actualizaron ayer los valores para la comercialización de los combustibles.

Se trató de un nuevo aumento que se registra en lo que va de la gestión de Javier Milei y del primero en este 2024. A ese ajuste, que seguramente se replicará en otros sectores de la economía, se le suma el inconveniente del desabastecimiento de naftas, sobre todo en los centros de expendio de YPF, después de que recibiera el martes a un aluvión de clientes al trascender la noticia de la suba. Ello motivó a que se formara una larga fila de vehículos para cargar el tanque.

El martes ya no había más disponibilidad en uno de ellos, tal como lo reflejara LA CALLE, en tanto que el stock del otro se agotó ayer. Solo se disponía de diesel. De ahí a que se aguardaba la llegada del camión para habilitar la venta con los montos actualizados.

Según se consignó en las carteleras, en YPF, el litro de Súper pasó a costar $806,00; el de Infinia, $969,00; y el de Infinia Diesel, $1.103,20. En Shell, el litro de Súper ya se vende a $822,00; el de V- Power (nitro más nafta), a $999,00; el de Evolux (diesel), a $899,00; el de V-Power (nitro más diesel), a $1.058,00; el de GNC, a $430,00; y el de kerosene, a $1.250,00.