Por coimas y venta ilegal de autopartes, allanaron un puesto de control policial en Entre Ríos

Cerca de las 8 de la mañana, efectivos de la Gendarmería Nacional llevaron a cabo el operativo por orden de la Justicia Federal. La causa se desprende de una investigación mucho más grande

En medio de una investigación por el cobro de coimas y la venta ilegal de autopartes, la Gendarmería Nacional allanó este jueves un puesto de control policial de Ibicuy, Entre Ríos. Todo apunta contra un comisario y uno de sus subordinados.

El operativo comenzó a las 8 de la mañana en el puesto de control de la Policía de Entre Ríos, ubicado en el kilómetro 119 de la Ruta Nacional N° 12.

La orden fue dada por la Justicia Federal en el marco de una causa que se desprende de una investigación mucho más grande. Se trata de una organización, cuyo líder es Vicente Teodoro Pineda, alias “Tigre”. Pese a que esta banda tenía base en el partido de Moreno, provincia de Buenos Aires, logró expandir su área de influencia hacia algunas zonas de Entre Ríos.

Así, identificaron a distintos policías de diversas áreas de la provincia y se inició una investigación paralela por los delitos de cohecho y venta ilegal de autopartes. En primer lugar, el expediente estuvo a cargo del Juzgado Federal de Gualeguaychú, dependiente de Hernán Viri, con la intervención del fiscal Pedro Rebollo.

En la actualidad, la causa quedó en manos del juez federal de Victoria, Federico Martín, de acuerdo con la información a la que pudo acceder el medio local Radio 2820.
Los gendarmes se hicieron presentes en el centro de control policial en horas de la mañana y, durante la primeras horas de la tarde, clasificaron los elementos encontrados, que pueden ser de interés para la causa.

En consecuencia, el director de Prevención y Seguridad Vial de la Policía de Entre Ríos, comisario mayor Gustavo Palacios, aseguró que se inició una investigación administrativa contra dos policías en paralelo a la investigación judicial. Pese a que no precisó qué rango tendrán, trascendió que podría tratarse del jefe y subjefe del puesto de control. De igual forma, no descartan algún tipo de participación de los otros 16 oficiales que trabajan en el lugar.

“Nos pusimos a disposición y lo que sea necesario para esclarecer este supuesto hecho que se está investigando”, aseguró Palacios al tiempo que informó que la Dirección de Asuntos Internos tomó intervención. “En el caso de que haya mérito, se tomarán las sanciones que correspondan”, expresó y agregó: “Debemos ser imparciales con la finalidad de que se investigue lo que se tenga que investigar”.

Con respecto a la situación de los demás oficiales, el director de Prevención y Seguridad Vial indicó: “Lo vamos a ir evaluando momento a momento, minuto a minuto y, si es necesario, obviamente vamos a remover a todo el personal, no hay ningún problema”.
La investigación se desprende de la causa que desarticuló la banda de “Tigre” Pineda, quien traficaba drogas al por mayor en la ciudad de Gualeguaychú. Distribuía cocaína, marihuana y demás estupefacientes y utilizaba una estación de servicios como base de operaciones.

La banda cayó en abril del año pasado luego de años de investigación, puesto que una persona se presentó ante la Justicia en 2019 como colaborador y aportó información sobre las maniobras de narcotráfico que llevaba adelante “Tigre” en la zona, en línea con el medio local PlazaWeb. Además, precisó dónde se encontraban los principales puntos de venta.

De esta manera, 17 personas fueron condenadas por los diferentes roles que ocupaban dentro de la banda, con penas que van desde los dos años de prisión condicional a los 6 de prisión efectiva.

El capo narco bonaerense era el encargado de proveer la droga. Los envíos se realizaban a través de un conductor de camiones y tenían una frecuencia de 15 a 20 días. Mientras tanto, otros eran quienes se encargaban de recibirla, acopiarla y distribuirla.