Tiangong-1: la estación espacial china se desintegró al entrar en la atmósfera y cayó en el Pacífico Sur

El módulo espacial quedó destruido en su mayor parte debido al calor por el roce de la atmósfera. El evento fue seguido por aficionados a la astronomía.

El laboratorio espacial chino Tiangong-1 quedó “globalmente destruido” al entrar en la atmósfera este lunes sobre las 00.15 GMT (21.15 del domingo en la Argentina) en el Pacífico Sur, anunció la la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China (CMSEO).

El módulo Tiangong-1, que se desplazaba de forma descontrolada desde 2016, regresó a la atmósfera un poco antes de lo previsto. La CMSEO había anunciado poco antes que su vuelta a la Tierra tendría lugar hacia las 00.42 GMT, lo cual lo habría hecho aterrizar en el Atlántico Sur, frente a la costa de San Pablo.

La red militar estadounidense de radares y sensores​ confirmó un rato más tarde la información brindada por las fuentes oficiales chinas, aunque situó un minuto después el ingreso del artefacto.

La mayor parte del laboratorio quedó destruida en la fase de entrada en la atmósfera. China había intentado tranquilizar a la gente ante la vuelta del laboratorio espacial de cerca de ocho toneladas, asegurando que no causaría daños al caer.

Las autoridades chinas habían prometido incluso un espectáculo “espléndido”, similar a una lluvia de meteoritos. Pero la caída en una de las zonas más remotas del mundo privó a los observadores de estrellas del espectáculo de bolas de fuego cayendo del cielo.